¿Cómo no enamorarse de Cozumel? ¡Es lo mejor del Caribe!

Con las piernas entumidas por el frío húmedo, me decidí a correr el cierre y sacar la cabeza de la tienda de campaña: tenía ante mi el cielo de Cozumel, el más hermoso, más claro y cuajado de estrellas que he visto hasta hoy. Ya había estado antes en Cozumel. En una ida relámpago, mi…